Encuesta Rolera: Ricard Ibáñez

ricard ibañez

Me llamo Ricard Ibáñez, nací en los sesenta del siglo pasado, soy traductor, novelista de géneros histórico y fantástico, historiador y sobre todo diseñador de juegos de rol: el juego de rol del Capitán Alatriste (Devir Iberia, 2002) y Aquelarre, el decano de los juegos de este país, con varias ediciones (y varias editoriales) a sus espaldas desde su publicación inicial en 1990.

1. Tu juego favorito:

La Llamada de Cthulhu.

2. Tu ambientación favorita:

Aventuras de estilo pulp ambientadas en los años treinta.

3. ¿Master o jugador?:

Los dos lados de la pantalla son igualmente divertidos. Hay un tiempo para cada uno.

4. Tu tesoro o pieza de equipo predilecto:

Siempre es mejor un arma. Y cuanto más daño haga, ¡mejor!

5. Tu muerte más épica:

En una campaña de Runequest mi personaje (un Ogro) descubrió que había sido una marioneta de los dioses, así que se metió en su templo y con su mandoble partió en dos su altar. Se realizó la misión, se aniquiló el gran malvado final… Y entonces, cuando los supervivientes del grupo salían felicitándose, un rayo cayó del Cielo y lo abrasó.

Moraleja: No te metas con los dioses. Ni aunque tú tengas razón.

Ricard Ibañez 16. Clase de PJ:

Guerrero. Bárbaro, si puedo elegir.

7. La partida que recuerdes con más cariño:

Disfrute muchísimo una campaña de Enric Grau (redactor jefe de Líder y autor de los juegos de rol Almogavers y Tirant Lo Blanc, entre otros) en la que éramos un grupo de arqueólogos (bueno, más bien saqueadores de tumbas) en los años previos a la segunda guerra mundial…

 

8. La partida en la que preferirías NO haber estado:

A finales de los ochenta empecé a jugar la campaña de la Dragonlance de Advanced D&D. Lo malo es que el master se limitaba prácticamente a leer el libro… ¡Y yo ya lo había leído!

9. Tu dado favorito:

Dado de 10 caras, of course…

10. Tu PJ más mítico:

Murmillus el terrible, un ladrón bocazas en un juego medieval fantástico que hicieron unos amigos en los ochenta, y que nos hizo pasar muy buenos ratos a todos.

 

Marcar como favorito enlace permanente.

Un comentario

  1. Joaquin Ruiz Castro

    La campaña de «Los Héroes de las Armas
    Doradas» en general y Kar-Hel, el mercenario medio ogro en particular son muy difíciles de olvidar.
    Quién sabe. Tal vez vuelvan a cabalgar aquellos héroes.
    Entonces éramos jóvenes y crueles. Ahora somos…más viejos. ;-)))))

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *