Reseña – La Marca Estelar

PortadaMarcaEstelarLa nostalgia por lo retro se hace notar por todas partes. En el mundillo del rol también. Pero entre las reediciones y los lavados de cara de los clásicos, encontramos a veces pequeños tesoros, juegos sin muchas pretensiones pero escritos con toneladas de cariño y mucho conocimiento de causa. La Marca Estelar, de Holocubierta Ediciones, es uno de estos juegos, que ya en su prólogo nos avisa de que «valoren lo que encuentren en estas páginas con la necesaria dosis de sentido del humor… Porque, allí donde se adolece de él, solo hay dogma».

Así que baja al trastero, quita el polvo de la caja de las viejas CIMOC y 1984, rescata tus viejos VHS de pelis espaciales de serie B y adéntrate en La Marca Estelar a ritmo de la banda sonora de Heavy Metal.

La Marca Estelar es un retroclón escrito por Pedro Gil, Pablo Jaime Conill Querol (Zonk PJ Demonio Sonriente) y Cristobal Sánchez, basado en su ya clásico hermano de fantasía La Marca del Este; es decir, que nos vamos a encontrar con d20, clases de PJ, niveles, PX y todo lo habitual, todo ello muy bien organizado y presentado. Sin embargo, la ambientación se traslada a un espacio futurista, psicodélico y decadente, heredera de las películas de serie B de ciencia – ficción, los cómics underground de los 8o, las novelas pulp espaciales y, cómo no, juegos de rol clásicos como Metamorphosis Alpha o Gamma World. El tono general es gamberro y políticamente incorrecto, aunque no quita para que se pueda utilizar como reglamento para partidas serias de tipo sword & planet.

El sistema añade dos nuevas características, Mutación y Psiónica, que sirven de base para cubrir los poderes mutantes y psíquicos del juego. Además, encontramos un sistema similar a la magia en la clase del médico, que con sus biogeles (sustancias nanotecnológicas) pueden curar heridas, purificar comida y agua y hasta animar a los muertos. También hay montones de información sobre equipo, armas, armaduras, objetos alienígenas y monstruos; orcos espaciales, kobolds, elfos estelares y elfos oscuros, duergars, gnomos y toda una ristra de criaturas conocidas por los viejos roleros, incluyendo a Cthulhu y compañía.

Psicoliche

El Psicoliche, ilustración de Jagoba Lekuona

 

En general, es un reglamento sencillo y pulido, que permite implementar los rasgos clásicos de la ambientación sin mayores problemas ni desajustes. Quizás por su carácter de retroclón puede pecar de resultar un poco monótono, aunque las doce clases que ofrece el manual garantizan un montón de combinaciones posibles para formar grupos de PJ: aventurero espacial, cantante de rock, científico, robot, mutante, psíquico, macarra espacial y demás. La interacción de La Marca Estelar con La Marca del Este no es perfecta, sobre todo porque La Marca Estelar cuenta con CA ascendentes (cosa que agradecemos), pero un apéndice final dedicado a las conversiones entre sistemas nos resuelve los problemas de plantear aventuras híbridas.

En resumen, La Marca Estelar es un juego de rol must have para todo buen friki de la ciencia – ficción gamberra. Su pequeño formato lo hace muy manejable, aunque el mapa del final y la hoja de PJ queden un poco comprimidos, y con un precio de tan solo 14,95€, no hay excusa para no probarlo. Aunque pueda parecer un refrito de muchas cosas (space opera, science fantasy, cyberpunk, Cthulhu…), el juego se adapta como un guante a múltiples estilos y tonos de juego. Me gustaría destacar también la genial labor de Jagoba Lekuona, ilustrador del juego, que con un estilo retro a más no poder, pero cargado de frescura, ayuda a redondear el conjunto de este pequeño tesoro que es La Marca Estelar.

 

 

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *